Retos del turismo rural

La “experiencia del cliente de turismo rural” o la importancia de alinear todo el proceso a un mismo objetivo: la excelencia.

Según la revista Hosteltur, los ponentes de la séptima edición del Congreso Europeo de Turismo Rural (COETUR), celebrado recientemente en el País Vasco, el turismo rural afronta una serie de desafíos a los que debe dar respuesta para atender las demandas del cliente. Se trata, en concreto, de cinco retos:

  1. Sostenibilidad y responsabilidad social y económica. La conservación del patrimonio y del entorno natural deben ser una prioridad para el viajero que elige el turismo rural y el sector debe velar por su cumplimiento.
  2. Superar la estacionalidad generando experiencias premium. Los profesionales tienen el reto de superar la estacionalidad y dar valor a su negocio generando experiencias memorables para captar público todo el año, ya que este viajero ya no explica dónde ha ido el fin de semana sino qué ha hecho.
  3. Canales de venta y digitalización. La adecuada elección de una plataforma digital especializada que ofrezca más valor es un gran desafío, así como caminar hacia la digitalización.
  4. Internacionalización. Se hace necesario buscar nuevas formas y cerrar alianzas con otros actores para atraer al cliente internacional, que sigue siendo residual en turismo rural y la pandemia ha puesto freno a su captación.
  5. Especialización y búsqueda de nichos de mercado. Con el objetivo de impulsar la competitividad, la especialización de los alojamientos es una buena estrategia de diferenciación. Deben buscar nichos de mercado y crear experiencias únicas, personales y memorables

El año pasado, debido a la pandemia, las restricciones para viajar al extranjero propiciaron que los turistas buscaran espacios aislados, con la consecuente ventaja para el turismo rural, el gran ganador del verano 2020.

Es evidente que los hábitos de los turistas rurales han cambiado y ahora toca a los destinos rurales mantener esta demanda y proponer experiencias inolvidables que hagan que estos visitantes post-pandemia, lo sean también en época sin pandemia.

Hagamos que este nuevo perfil de turista que busca espacios abiertos, naturaleza y actividades no masificadas sea el turista buscado, el perfil idóneo y, entonces, mimémoslo.

Este perfil, es realmente respetuoso, aprecia el entorno, lo cuida y, en lo único que quizá sea exigente es con la calidad en su experiencia como cliente, es decir, en su recorrido desde que piensa en hacer una reserva (cómo de fácil es hacerla, si hay información útil, etc..) pasando por el viaje (fue difícil llegar, estaba bien indicado…), la recepción (hubo bienvenida, información de actividades…) y, por supuesto, la estancia (habitación, estancias, limpieza, detalles…).

Este enfoque puede ser la clave para triunfar. Se trata de alinear todo el trabajo en un solo objetivo: que la experiencia de estos visitantes sea Premium.

Si todo el foco se pone en este aspecto, seguro que estos turistas que vinieron a hacer turismo rural porque no les dejaban salir a otros lugares, tendrán que repensarse si no es más agradable estar cerca de casa, pero en plena naturaleza; caminar horas sin encontrarte con nadie, sentirte bien acogido por buenos anfitriones, en definitiva, valorar la experiencia de un turismo más auténtico, más en conexión con la naturaleza y con los habitantes del medio rural.

¿Crees que esto es la clave? ¿Hay algún otro aspecto que valoras cuando eres tú el turista?

Dame tu opinión. Te escucho.

a

Everlead Theme.

457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "No encontrado"]