¿Es sostenible el actual modelo de eventos promocionales de turismo?

Del 19 al 23 de mayo se celebrará FITUR-2021, una feria que se autodenomina: “el punto de encuentro global para los profesionales del turismo y la feria líder para los mercados receptivos y emisores de Iberoamérica.” Y añaden: “En FITUR hay que estar: un foro único para promocionar las marcas, presentar nuevos productos, conocer las últimas tendencias y llenar las agendas de contactos y perspectivas.”

Pues bueno, no cuestiono nada de lo anterior pero, abro debate acerca del modelo de promoción tanto de esta feria, como de las que hay en el resto de España para promocionar el turismo: INTURNAVARTUR, etc.…

Me cuestiono la obsolescencia de este modelo de promoción y me cuestiono la capacidad de adaptación de los organizadores, a los nuevos formatos de nuestro sector. Ahí están ejemplos como la entrega de los “Oscar”, los “Grammy”, etc… Ya, ya, me diréis que no valoro otras cosas como, por ejemplo,

  1. que el sector tecnológico más puntero tiene su propia feria presencial en Barcelona Mobile World Congress (que, por cierto, la última edición, no se ha celebrado por el COVID) y
  2.  que este tipo de eventos mueve grandes presupuestos alrededor y para esa localidad que lo celebra.

Cierto, pero, a pesar de ello, sigo pensando que es un modelo obsoleto, poco sostenible y que los promotores de destinos tendrán que trabajar más en adaptarse a la realidad actual. Os cuento esto, por haber participado múltiples veces, en FITUR e INTUR, a lo largo de mi vida, lo que me ha permitido colegir varias cosas que os comparto:

  • Hoy en día, el que más o el que menos, maneja internet para hacer búsquedas de viajes, experiencias, promociones, etc.… y no va a una feria a ver qué hay de nuevo.
  • Los visitantes no profesionales de estos eventos –al menos en los últimos años—van, no con bolsas, si no con carritos de la compra para llenarlos de los regalos que se ofrecen en los distintos stands.
  • la descarada ostentación de los estands está pensada para que los políticos de turno se enseñen unos a otros quien “la tiene más larga”, no para promocionar su destino.
  • Si eres un promotor de destinos, encontrarás que muchos proveedores de videos, folletos, páginas web, fotografía, etc.… inundarán tu agenda para venderte, in situ, lo que lleven en el catálogo.
  • Y lo más chusco, las presentaciones que más éxito tienen, son las que se acompañan de comida y/o bebida. El resto, ni llenas el pequeño auditorio de tu stand. Salvo, eso sí, que intervenga un político que se haya llevado a toda su cohorte con él y, entonces ¡oh milagro! se llena el auditorio.

Los visitantes profesionales, hacen networking (relaciones profesionales) a través de los salones adicionales negocios, donde –previa cita— se puede hablar con distintos interesados e interesantes.  Esto está muy bien, pero estos encuentros se pueden propiciar en otro tipo de eventos.

 

Estaba yo pensando en este contenido sobre la conveniencia o no de estas ferias y me encontré con un artículo de Paco Nadal en el periódico El País, el pasado 22 de abril que, entre otras cosas, decía: “La dirección de IFEMA ya ha mandado a los interesados unas normas y protocolos de obligado cumplimiento tanto por expositores como visitantes y profesionales. Entre ellas: la venta de entradas y acreditaciones solo se podrá hacer vía web. Esta entrada o acreditación no dará acceso directamente porque habrá que acompañarla con una prueba PCR o de antígenos hechos en un centro de libre elección (en cuyo caso debe ser validado por los servicios sanitarios de FITUR), en un centro asociado (validación directa) o en uno de los puestos de prueba de antígenos que se instalarán en IFEMA. Solo entonces el pase tendrá validez y se podrá acceder a la feria. Si ya eran enormes las colas para entrar a FITUR, no quiero ni imaginármelas ahora.

Efectivamente, me faltaba la variable “COVID-19” para rematar mi opinión. Y, también en el mismo artículo, encontré la frase que me estaba rondando: “¿Quién se ha empeñado en montar una feria presencial en un país en el que no puedes ir a ver a tus padres a la provincia de al lado?”

Ahí lo dejo.

Seguí leyendo a Paco Nadal y, me encantó la reflexión que hace de los tres grandes eventos mundiales de turismo y, quizá, la razón por la que se sigan celebrando.

Habla de un chascarrillo del sector que dice que, “de las tres grandes ferias del turismo anuales, la WTM de Londres (programada para noviembre de 2021) normalmente se va a trabajar, a la ITB de Berlín (celebrada en marzo 2021, pero de manera virtual) se va a hacer contactos… y a FITUR se va a pasártelo bien. Esta edición, si al final se celebra y se llame como se llame, será la que menos jamones de Jabugo, cócteles y fiestas nocturnas tenga de su historia. ¿Podremos soportarlo?”

Propongo un modelo más sostenible, que contribuya más a amortiguar la huella de carbono; un modelo que emplee el dineral que se gasta (si, digo gasta) en los stands, folletos promocionales, viajes, estancias, regalos, etc.… en, por ejemplo, viajes de familiarización para periodistas, para agencias de viajes, para promotores sectoriales, para clubes de observación de aves, para clubes de bicicleta de montaña…, por decir algo, sería mucho más eficaz y directo. Un modelo que propicie encuentros virtuales profesionales para contrastar la oferta y la demanda de cada destino. Estas propuestas, tendrían una repercusión más directa sobre el destino turístico y, desde mi modesta opinión, un mejor empleo del dinero público, porque no nos olvidemos que estas ferias se hacen con el dinero de todos.

a

Everlead Theme.

457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "No encontrado"]